Miércoles, Diciembre 13

Holanda: Tierra de molinos, quesos y zancos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Nos adentramos al norte de la ciudad de Amsterdam, lugar donde los paisajes son cada vez más llamativos y se pueden encontrar distintos pueblos, todos cargados de historia y rodeados de exquisita flora y fauna. Las invito a conocer un lado diferente de Holanda.

Ninguno de los pueblos que visité me sonaba. Partiendo porque son nombres raros y no sabía qué gracia tenian. Por esa razón, cuando vi el tour que te llevaba a conocer el pueblo de los molinos, una típica fábrica de queso y el lugar originario de los zancos de madera, no lo dudé. Porque claro, Holanda es mucho más que Amsterdam!

A media hora de la capital hicimos la primera parada. El pueblito se llama Zaanse Schans y de ahí son originarios los molinos de viento. Si bien no hay tantos como en épocas antiguas, siguen siendo importantes y están en perfectas condiciones. Su función principal es moler los granos de cacao que nacen en la zona, no por nada Holanda es uno de los países con mayor producción de chocolate a nivel mundial.

Siguiendo el recorrido entre bellos paisajes con muchos árboles y áreas verdes, además de animales, llegamos a los pies de un molino.  Ahí tuvimos la oportunidad de entrar y conocer su funcionamiento. Es impresionante como trabajan, como si fueran relojes.

Luego, el paseo sigue hacia la isla de Marken. Este pueblo solía ser pobre pero ya no gracias a que viven del turismo. Tiene 1.200 habitantes y es típico de los famosos zancos de madera.  Aquí está la fábrica donde aún se siguen haciendo zapatos de este tipo.

En este lugar se pueden ver intactas las maquinarias con las que hacen estos zapatos. Lo mejor, es que en vivo te hacen una demostración de cómo pulían y daban forma a los zancos.  Hay muchos tipos distintos, con suelas gruesas para la lluvia, con diseños para las más femeninas y lo bueno, es que son cómodos y fáciles de sacar.

El tercer y último pueblo que conocimos fue Volendam. Desde Marken te llevan en bote aproximadamente 20 minutos. Esta es una zona pesquera, famosa por sus mariscos, wafles y los exquisitos quesos. Sí, porque Holanda es uno de los mayores productores de queso, llegando a fabricar más de 700 millones de kilos anuales.

Aquí, además de enseñar cómo se fabrica el queso, puedes degustar los distintos tipos que hay y también comprar. Sin duda, es un imperdible si vas a Holanda. Y sólo por 55 euros conocerás increíbles lugares en 5 horas. Full recomendado!

Share.

Leave A Reply