Sábado, Abril 21

Allure of the Seas: Un hotel en alta mar

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Es un crucero de 18 pisos y capacidad para 7400 personas. En su interior hay canchas de patinaje en hielo, piscinas, gimnasio, restaurantes y mucho más. Aquí te contamos nuestra experiencia viajando en este gigante de alta mar.   

Perteneciente a la cadena de Cruceros Royal Caribbean, el Allure of the Seas es uno de los barcos más grandes del mundo. Por dentro parece un hotel y no te das cuenta que estás navegando, a menos que se mueva mucho pero pasa pocas veces. Si eres buena para marearte, no te preocupes, es totalmente aguantable y el barco es tan grande que quizás apenas sientas el movimiento del mar.

Puedes escoger rutas de 3 días o de una semana, todo depende desde qué puerto salga el crucero, aunque generalmente se toman desde Puerto Rico o Miami. Si bien Royal Caribbean es una de las empresas más destacadas en el rubro, nunca dejan de sorprender. Siempre están innovando en cuanto a atención al cliente, modernización y rutas, pero el servicio en todos los cruceros de la cadena es muy parecido.

Cada barco tiene sus destinos. Generalmente los de 7 días tienen  3 a 4  bajadas a distintos puertos y el resto del tiempo se navega. Hay rutas que te llevan a Haití, Cozumel y Jamaica, otras a St. Marteen, St, Thomas, Bahamas y también a lugares como Aruba o Curaçao. Todo va a depender de lo que tú quieras, cuántos días te vayas a tomar y desde dónde zarpes. Una buena idea es tomarlo en Miami y luego quedarse unos días para disfrutar la playa y el shopping. 

Las habitaciones tienen vista hacia el interior del barco y otras hacia el mar. Algunas tienen balcón y otras ventana solamente. También está la Royal Suite, que es más cara pero tiene jacuzzi propio, servicio de mayordomo y  un living privado. El sistema es todo incluido y tienes que andar con una pulsera. Lo que sí, el trago se paga por separado pero te lo cargan a tu propia tarjeta de la pieza (que también es la llave), así no es necesario que manipules dinero y disfrutas, ¿son vacaciones, no?

Para los más conectados les tenemos una buena noticia ¡hay WIFI y funciona perfecto! Es verdad, así que al menos para mí, que tuve que trabajar en algunas cosas me sirvió demasiado. Les juro que es un agrado aunque cuesta un poco volver al estado de vacaciones desconectada pero se puede. Y bueno, obvio que es pagado, pero vale la pena.

Restaurantes, cafeterías, teatro, discoteque, juegos para niños, piscinas y casino, son sólo algunos de los entretenimientos que tiene el Allure of the Seas. Imagínate que dentro tiene un Starbucks y Johnny Rockets, (créanme que hay ocasiones donde jamás ves a la misma persona 2 veces y ¡estando en el mismo barco!). Tiene cancha de patinaje en hielo donde también hay espectáculos. Hay un mini golf, si te gusta el deporte hay una pista atlética para trotar al rededor del barco y ni te imaginas la vista. También puedes hacer surf y escalar. Realmente hay muchas opciones. 

Sin duda, para descansar en familia, sola o con amigos, un crucero siempre es una buena opción para relajarse sin preocuparse de nada. Estén atentas porque en los próximos artículos de nuestra sección Viajes, indagaremos más sobre los destinos que puedes visitar en este crucero.

¿Y a ti, te tincan unas vacaciones así? ¡Mira nuestro video y comenta en Instagram @bridals_magazine usando el #BMTravel !

 

Share.

Leave A Reply