Domingo, Diciembre 16

Columna: “Así no se comporta una señorita”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Cuántas veces escuchamos esta frase en nuestra infancia? Y es que decir esas palabras está acompañado de muchas cargas enfocadas en lo que debemos ser o mejor dicho, lo que se nos impone ser como mujeres, y eso está mal. 

Que te digan “así no se comporta una señorita”  va de la mano de la dulzura, belleza y dependencia de lo que debe ser una lady, practicando desde lo mínimo la sumisión de nuestro sexo. Es decir, en algún momento de nuestra historia, alguien decidió cómo nosotras debíamos actuar, sentir y pensar para estar dentro de una norma que mucho pintan como actitudes naturales.

Nuestra propia liberación se basa en entender lo que se nos “impone” y lo que “elejimos” entiendo que estoy donde quiero estar y no donde me imponen estar.

Una señorita hoy en día, debe tomar consciencia de su poder interno, olvidando la obediencia y conformidad para ser unas “buenas señoritas”. Pero hay que estar preparadas. Por lo general, aún cuando tenemos mujeres capaces de admitir que son ambiciosas y tienen ganas de poder, se les asusta con dos cosas:

1. Te van a considerar soberbia

2. Te vas a quedar sola

Hay que desafiar todo lo que vivimos en nuestra educación sobre el poder que cada mujer tuvo en nuestra historia y estudiarlas. Y también preguntarse: ¿por qué ellas no son dignas de estudiar constantemente ¿Esto queda solo en ti? No, tú también eres responsable de otras mujeres que estén en esta situación o que ni siquiera la vean.

¡Abran los ojos y recuerden que la unión hace la fuerza!

Share.

Leave A Reply