Lunes, Junio 18

Columna: ¡Sufro el Síndrome del impostor!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿No reconoces tus logros?, ¿te cuesta dar valor a lo que haces?, entonces aquí te dejo mi primera columna para Bridals Magazine con todo lo que debes saber sobre el Síndrome deI impostor. 

El otro día hablando con mi amiga de la vida, Paloma, le comentaba lo mucho que me ha costado lograr lo que tengo, pero que aún así, no me sentía parte de mi propio éxito. Es un sentimiento extraño que viene hacía a mí la mayoría del tiempo, sobre todo cuando me va bien. Mi actitud positiva, (que he trabajado arduamente), ha permitido que cada logro no sea pasajero, sino que lento pero seguro, aunque siempre vuelve ese sentimiento de “autosaboteo” que me invade para bajar el perfil a cualquier pequeño logro que se pueda asomar. ¿Les pasa? 

Ella, al escuchar lo que intentaba explicarle, (que a veces no se cómo chucha explicarlo), me dice: ¡Pero cómo alguien que habla del amor propio puede llegar a sentir eso! Yo sé qué es y es el “Síndrome del impostor”. Búscalo y trabájalo, mucha gente que te sigue debe pasar por esto. A mayor o menor escala, escribe sobre esto y verás que no eres la única. 

Sinceramente me carga leer pero cuando hay cosas que me llaman la atención recurro a Wikipedia como primera opción, ( el lenguaje más entendible para todos jajaja), y luego comienzo a investigar más de lo que puede ser para mí un descubrimiento que puedo llegar a investigar por días. 

Según wiki ésta sería la definición:  “El síndrome del impostor, a veces llamado síndrome de fraude, es un fenómeno psicológico en el que la gente es incapaz de internalizar sus logros y un miedo persistente de estar descubierto como un fraude”. “A pesar de las pruebas externas de su competencia, aquellos con el síndrome permanecen convencidos de que no merecen el éxito que han conseguido. Las pruebas de éxito son rechazadas como pura suerte, coincidencia o como el resultado de hacer pensar a otros que son más inteligentes y competentes de lo que ellos creen ser”.

En resumen, yo todo el rato. Wiki a veces es una fuente de sabiduría, loco. Esa sensación de sentir que no deberíamos estar donde estamos es peligrosa porque nos lleva a esperar la validación de otros, la que a veces ni siquiera es suficiente. Internalizar nuestros logros también debería ser coniderado un trabajo y es que cuesta demasiado aceptar y felicitar nuestros logros porque pensamos que la soberbia se está apoderando de nosotros y que la suerte casi se equivocó de persona por haberte elegido. 

Pensando un poco más sobre este tema, deben exitir dos factores que por lo menos a mí me influyen.

1- Sociedad que te hace sentir culpable por quererte: Quererse y decir que te quieres es un pecado en una sociedad que vive predicando por el otro y te condiciona que el verdadero amor es igual a sufrir. “Que las cosas cuestan” y después de esa sentencia tenemos que soportar cualquier menoscabo que de otros vengan porque después de eso algo bueno vendrá.  Pero muchas veces las cosas no es que cuesten, hacemos que cuesten porque esperamos todo de todos y bien poco de mí para que el resultado que quiero llegue y se quede para sentir que valió la pena tanto sufrimiento. 

2- La suerte me eligió: A la hora de ver logros, los veo lejanos a mi acciones porque hay una fuerza “divina” que se encargó de regalármelo en vez sentir que me lo estoy ganando. Debemos dar más crédito a nuestros logros y dejar de pensar que la suerte está de nuestro lado. Somos capaces de lograr cosas y eso es gracias a nuestras acciones. No te restes mérito.  

Share.

1 Comentario

Leave A Reply