Sábado, Abril 21

¡Come sin preocuparte este verano!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“Uno no es ninguno”, “el lunes parto la dieta”, “vacaciones mode on” o  “hay que celebrar”. Si has dicho esto más de alguna vez, este artículo de la Psicóloga Daniela Román es perfecto para ti. 

¡Ay febrero querido! Mes de mi cumpleaños, sol, mucha reunión social y sangría. Panorama perfecto para irnos hacia el polo del descontrol al comer y terminar con una sensación de culpa del porte de Brasil.

La comilona emocional (el nuevo término que me inventé para traducir “emotional eating”) parece no descansar. Comemos de más en invierno porque nos da frío y comemos de más en verano porque estamos llenas de panoramas. ¿Entonces en qué momento del año vamos a lograr a cuidarnos?

Mi recomendación es empezar ahora, hoy. Cuidarse no significa torturarse, ni sacrificarse, ni restringirse. Cuidarse es comer lo mejor que puedas, en la medida de lo posible y para eso, usa estos tips que te permitirán disfrutar de todo lo rico que trae el verano sin irte al polo del descontrol.

  1. Aprovecha de tomar más agua que bebida. Con este calorcito no está nada difícil. Te aseguro que para hidratarte necesitas agua y no líquidos de colores. Y si quieres hacerlo más rico, ponle algo al agua: unos pedacitos de frutilla, unas rodajas de pepino, o menta y jengibre.
  1. Si no lograste comer ensalada en todo el día, prepárate un jugo verde con mucho hielo. Tu cuerpo te lo va a agradecer. Para empezar, ponle una fruta. Yo ahora estoy tomando jugo de sandía, pepino, espinaca y albahaca. No olvidar: ¡mucho hielo!
  1. Come en platos más pequeños con un tenedor más pequeño. No sé en qué momento los patos se agrandaron tanto, pero la última vez que me pedí una ensalada en un restaurant, te juro que me la trajeron en la misma fuente que uso en mi casa para una ensalada familiar. Nota: Este tip sirve para todas las estaciones del año, ya traeré más consejos de este estilo.
  1. Usa una escala de hambre antes de comer y cuando estés en la mitad. Esto en realidad significa preguntarte a ti misma: ¿qué tanta hambre tengo?, ¿es necesario terminarse el plato?
  1. Comer estratégicamente. ¿Tienes happy hour después del trabajo? Entonces cuídate en el almuerzo. ¿Tienes un cumpleaños el sábado en la noche? Entonces no pidas postre al almuerzo para disfrutar el pedazo de torta del cumpleaños feliz.

Listo, ni la ansiedad ni la felicidad te van a llevar a la comilona emocional descontrolada y por lo tanto, vas a disfrutar de todos los manjares veraniegos como se debe y en su justa medida.

 

Más información: www.daniroman.com

Share.

Leave A Reply