Miércoles, Abril 24

Slow fashion: El futuro de la moda

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
La industria textil es la segunda más contaminante después de la petrolera, por eso, debemos lograr urgentemente un equilibrio entre la naturaleza y la producción humana. ¿Cómo? Moda sustentable.

Actualmente, existen muchas alternativas para vestirse sin contaminar como la conocida “moda ética”. De echo,  para lograr que un producto sea sustentable tiene que involucrar materiales, producción, y compra comprometida con el medio ambiente, empleando energía justa para preservar los recursos naturales.

Dentro de esta sustentabilidad existen diferentes referentes como la actriz Emma Watson, quien viste con este tipo de ropa para su vida diaria y eventos sociales, incorporando la “ola vintage” que permite que prendas usadas puedan arreglarse o bien, intervenirse para personalizarlas y darles una nueva vida.

Reciclar también es clave para crear prendas sustentables. El verdadero reto no está en tener un closet desechable, si no en buscar durabilidad y calidad en las prendas para no tener que estar constantemente comprando ropa nueva.

Es importante saber que si las prendas no son económicamente rentables no pueden ser sustentables, ya que esto depende tanto del producto como del consumidor.

Es fundamental que todos nos involucremos ya que comprometernos con un estilo de vida ético y respetuoso en  la manera de consumir, es demostrar con pequeñas acciones que podemos lograr un cambio.

Share.

Leave A Reply