Lunes, Abril 23

Recetas: ¡Prepara una cena al estilo neoyorkino!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Nos inspiramos en la onda americana para compartir contigo un exquisito y especial menú de Nochebuena. Sorprende a tus invitados con estas ricas preparaciones que, sin duda, te convertirán en la mejor anfitriona. 

¿Ya estás preparada para Navidad? Si aún no sabes qué cocinar este 24 de diciembre, te invitamos a revisar estas tres fantásticas recetas que elegimos para que disfrutes de un gran momento con tu familia y amigos:

Pavo rostizado. Coloca en una fuente tipo budinera, el pavo entero previamente lavado con jugo de limón y agua. Para ablandar la carne y potenciar su sabor, inyéctale algún licor a gusto. Puede ser vino blanco, coñac o brandy. Una vez listo, marina el pavo con un licuado hecho a base de jugo de naranjas, leche, aceite de oliva, orégano, paprika, ajo, sal y pimienta. Tápalo y déjalo reposar durante 12 horas como mínimo en el refrigerador.

Pasado este tiempo, retira el jugo y rellena el pavo con manzanas verdes, ciruelas presidente, romero, tomillo y algunos clavos de olor pinchados por encima. Luego, distribuye mantequilla, sal, pimienta y un toque de aceite de oliva. Lleva tapado con papel aluminio, a un horno previamente caliente. Cocínalo a fuego medio-bajo por aproximadamente 3 horas, dependiendo del peso de tu pavo.

Para que no se reseque, no olvides humectarlo cada 30 minutos con sus propios jugos de cocción. Durante los últimos 15 minutos, retira el papel aluminio para que termine de dorarse. ¡Sorpréndete con su sabor, suavidad y crocancia!

Una tradicional guarnición neoyorquina para el pavo de Navidad es el camote. Un producto que en ese país es muy común, pero que en Chile es poco conocido. Aquí, una exquisita alternativa:

Puré de Camote. En una olla con agua fría, cuece trozos de camote durante aproximadamente 20 minutos. Una vez blandos, retíralos del fuego y muélelos en un bowl hasta formar un puré. A esta preparación caliente, añade poco a poco algunos trozos de mantequilla fría, dos o tres cucharadas de azúcar moreno y una pizca de nuez moscada. Revuelve con una cuchara de madera hasta que quede untuoso, con una textura cremosa y firme. Para darle aún más sabor, puedes espolvorear por encima panceta crocante picada fina, o trozos de nueces previamente tostados. ¡Maravillosamente adictivo!

Zanahorias Glaseadas. En una budinera para horno, coloca directamente algunas zanahorias baby o bastones de zanahoria común, con miel de maple, canela, azúcar moreno, sal, pimienta y romero. Cocina a horno suave por aproximadamente 30 minutos, o hasta que las zanahorias estén blandas y caramelizadas. ¡Un lujo!

Share.

Leave A Reply