Miércoles, Abril 24

Ritual para el equinoccio de otoño

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Este cambio de estación nos pilla en medio de mercurio retrógrado, lo que es una muy buena señal para decretar, es decir, plantar nuestra semilla y hacer que nuestros proyectos y deseos se cumplan.

Este viernes 22 de marzo se va el amado verano con sus colores, sabores e historias para dar paso al señor Otoño, gran espíritu que marca el trabajo de preparar la tierra para luego sembrarla.

Por eso, para este rito necesitamos un macetero, tierra de hojas, una semilla de cualquier planta y nuestra lista de deseos. Para empezar, primero debemos mencionar intención por intención todo lo que queremos lograr en nuestra vida.

Una vez que tenemos nuestra lista hecha, tomaremos la semilla entre ambas manos en posición de rezo, y le susurraremos a su espíritu todo lo que necesitamos concretar. Luego, soplamos tres veces y nos colocamos la semilla en el corazón para que sincronice con nuestra alma.

Una vez que se logra la conexión, la colocamos firmemente entre nuestras manos y le ponemos nuestro nombre y nuestra fecha de nacimiento, es decir, la hacemos nuestra.

Luego, colocaremos la tierra con nuestras propias manos en el macetero y cuando ésta esté más o menos a la altura de la mitad del recipiente, depositaremos la semilla y continuaremos tapando con más tierra hasta que esté casi lleno.

Una vez listo, agradecemos porque ya están sembradas nuestras intenciones. Damos gracias a la Pachamama, al Universo, al Gran Espíritu, al Gran Misterio, a nuestros espíritus también. La colocamos en un lugar que le llegue sol y nos preocupamos de regarla cada vez que lo necesita.

Es muy importante entender que esta planta somos nosotras, por lo que la fuerza que tiene es nuestra energía vital.

¡Cuídenla y riéguenla! Así cuando llegue la primavera esté creciendo en todo su esplendor junto a nuestras intenciones. ¡Éxito y buena fortuna a todas!

Share.

Leave A Reply