Domingo, Mayo 19

Ojo con el sedentarismo y la sobrecarga laboral

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
 Muchas mujeres con las que trabajo me cuentan que uno de los temas que más les pesa, es haberse descuidado con el ejercicio por estar sobrecargadas de trabajo. ¿Cómo superarlo? aquí les cuento.

Sabemos que hacer deporte nos hace sentir bien, con más energía, mejor ánimo, disminuye la ansiedad y nos hace más productivas. También mejora la capacidad de concentración y disminuye los niveles de estrés, por lo que es el mejor remedio.

Hacer deporte nos permite desconectarnos del estrés del día a día y de otras distracciones porque nos pide estar en el “Aquí y Ahora”. Y a la vez, nos motiva a aprender, a superarnos, y además, ver que avanzamos es un shot de seguridad para nosotras.

Si le sumamos que, al practicar deporte generamos interacción social, lo que influye de manera super potente en nuestra felicidad y realización personal. ¿Quién no ha sentido la sensación poderosa posterior a hacer deporte?

Entonces si dejamos de hacerlo, nuestra ansiedad sube y es mucho más fácil enganchar en pensamientos de autocrítica, disminuye nuestra seguridad y desde ese lugar es más difícil establecer límites y vuelta a la sobrecarga.

Probablemente estarás pensando ¿en qué momento hago deporte si tengo tanto trabajo?

Simple. Tenemos que comprender que SIEMPRE habrán pendientes, a veces podemos hacer excepciones conscientes, pero si se vuelve un hábito, cuestiónate y toma acciones para establecer límites y darte el espacio para cuidarte y aportar a tu bienestar.

Share.

Leave A Reply