Sábado, Agosto 18

Tips: Aprende cómo cuidar tu piel del frío

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
El invierno se puede convertir en el peor enemigo de tu piel y no sólo la de tu rostro, sino también la del cuerpo. El frío puede resecarla mucho y la calefacción de tu casa ni se diga. Es por eso que debes ponerle más atención en estos meses para no arrepentirte. 
Como primer concejo, humecta tu piel todo lo que puedas y tratar de no exponerla tanto al frío ni al calor. La epidermis sufre por los cambios bruscos de temperatura, humedad y en esta época hay que sumarle la calefacción.

Lo mejor que puedes hacer en esta época de frío es mezclar productos como aceites y humectantes. Los aceites penetran más rápido en la piel y permiten que mantengas la hidratación por más tiempo, mientras que los hidratantes te darán suavidad y por supuesto, esa protección solar que es muy necesaria hasta en los días nublados.

¿Cuáles son los tratamientos que marcan tendencia en el cuidado de la piel deshidratada, opaca y sensible? 
Cuida tu piel a diario. Es fundamental seguir una rutina que incluya una limpieza adecuada dos veces al día (mañana y noche), también debes desmaquillar para eliminar cualquier resto de producto. Así, lograremos  que nuestra piel siempre luzca en perfecto estado sin importar la época del año.
No olvidar la crema hidratante de noche. La crema antes de dormir es muy importante para el rostro es otro producto esencial. Es necesario que esté diseñada para actuar en este este momento del día, pues este tipo de productos contienen importantes nutrientes que reparan nuestra piel mientras dormimos, hidratándola de forma intensiva y ayudando en su proceso regenerativo.
Utilizar exfoliante (1 vez por semana ). El uso de este producto también está recomendado durante el invierno, ya que ayuda a eliminar las células muertas, limpiar el rostro y aportar luminosidad a la tez, algo esencial cuando la ausencia de sol produce una piel un poco más opaca.

Sumar a la rutina el uso de sérum. Es el paso previo a la hidratación que completa la rutina de belleza diaria. Este tipo de aceites ayudan a que la crema que se aplique posteriormente penetre de manera más profunda, recibiendo así todos sus beneficios antioxidantes y consiguiendo que active todo su poder regenerador.

 

Share.

Leave A Reply